2 de agosto

Queridos feligreses:

Comenzamos el mes de Agosto como siempre puestos nuestros ojos en el Señor.

En mes lleno de la cercanía de Dios: el día 2 de agosto se celebra la PORCIÚNCULA. Es una palabra italiana que dignifica la cabaña, un sitio pequeño, un lugar pequeño retirado donde se metía S. Francisco de Asis. La Parroquia estuvo allí de peregrinación. Lugar donde rezaba y tuvo experiencias de Dios. Allí murió. Antes de morir le pidió al Señor misericordia para con todos.

La Iglesia concede Indulgencia Plenaria el día 2 de agosto a todo aquel que visite la iglesia parroquial en las condiciones de siempre: confesión antes o después, en unos días, comulgar, rezar por las intenciones del Papa y pedirle al Señor el don de la conversión para cada día.

Este año lo tenemos más fácil porque es Domingo, y el sábado por la tarde por ser víspera de precepto también se puede ganar. La Indulgencia se puede aplicar para uno mismo o un difunto.

Este mes es el de nuestro SANTO. El día 6 comenzamos la NOVENA. Rosario a las 19:30, cerca de María y Misa a las 20:00. Este año es muy importante pedir a San Roque por la pandemia. Que nos ayude a nosotros, a nuestras familias, a Madrid, a España y al mundo entero. La situación es preocupante,
por ello, hay que REZAR CON FE Y CONFIANZA y Él nos ayudará.

Juan Antonio

EUCARISTÍAS

Lunes a Sábado
10:00 - 19:00

Domingos y festivos
10:00 - 11:00 - 12:00 - 19:00

Mensajes del párroco

  • 10 de abril

    DOMINGO DE RAMOS

    Queridos feligreses:

    Comenzamos con el Domingo de Ramos la entrada de Jesús en Jerusalén.

    Jesús entra porque, en la Pascua de los judios, Jesús realizara la verdadera Pascua anunciada desde antiguo y remarcada por los profetas.

    Dios, en Jesús, PASA por toda la humanidad.

    PASA con su fuerza en el gran amor con que nos creo, para DESTRUIR el mal, el sinsentido, el vacío, el sufrimiento.

    PASA, cargando sobre sus hombros lo que significa el mal, el pecado, la oscuridad de la vida.

    "Cargado con nuestros pecados subió al leño".

    Tanto dignifica nuestra tiniebla, que murió.

    ¡¡¡Pero RESUCITÓ!!! Destruyó la tiniebla de la vida con la luz de su AMOR.

    Dios nos crea, el Yo nos dice que Dios nos limita. Hago mi voluntad y muero y el coge ese mal y lo destruye para demostrarnos que nos AMA, que siempre nos ha amado.

    El único que podía matar la muerte era Él, por eso toma nuestra carne para poder matar nuestro Yo con la fuerza de su AMOR.

    ¡¡Éste, éste es el día en que Cristo ha vencido la muerte y del infierno retorna victorioso!!

    Mi vida tiene sentido porque Dios existe y me AMA.

    Abre las puertas de la Vida Eterna, que es conocer el AMOR que a mí Dios me tiene.

    Que estos dias Santos los vivamos en oración para oír la Voz del que nos llama hacia Él para EXPERIMENTAR su AMOR Y SU FUERZA en mi vida.

    ¡¡FELIZ PASCUA!!

    .

    Juan Antonio

Ver todos los mensajes

Esta página web utiliza cookies. Al continuar utilizando esta web, aceptas su uso.
Para obtener más información, incluido cómo controlar las cookies, consulta aquí: Política de cookies